Parra tenía una perra. Guerra tenía una parra. La perra de Parra subió a la parra de Guerra. Guerra pegó con la porra a la perra de Parra. Y Parra de dijo a Guerra: ¿Por qué ha pegado Guerra con la porra a la perra de Parra? Y Guerra le contestó: Si la perra de Parra no hubiera subido a la parra de Guerra, Guerra no habría pegado con la porra a la perra de Parra.

Trabalenguas
Aleatoria 
Entradas Relacionadas

Sobre el triple trapecio de Tripoli trabajan, trigonométricamente trastrocados, tres trapecistas trogloditas, tropezando atribulados con el trípode triclinio y otros trastos triturados por el tremendo tetrarca trapense.

Trabalenguas

Desatascando un atasco un fontanero se hallaba, su tasca es el desatasco, con casco o sin casco, con asco o sin asco, y desatascó aquel atasco sacando lo que atascaba.

Trabalenguas

Para poner pálidos los pulcros párpados de Pepita, pónganse pasteles pútridos en pérfidos papeles impolutos. Pónganse en impolutos papeles pérfidos pasteles pútridos para los párpados pulcros de Pepita palidecer permanente y propiamente.

Trabalenguas

La nana de Ana le canta a la luna. A la luna le canta la nana de Ana, una nana, nanita, nana. Una nana le canta a la luna la anciana nana de Ana.

Trabalenguas