Había una cabra ética sinética palán palamética, que tenía sus cabritos éticos sinéticos palán palaméticos. Si la cabrita no fuera ética sinética palán palamética, sus cabritos no hubieran sido éticos sinéticos palán palaméticos.

Trabalenguas
Aleatoria 
Entradas Relacionadas

«María Chucena su choza techaba,cuando un leñador que por allí pasaba le dijo:
– ¡ María Chuchena, ¿tú techas tu choza, o techas la ajena? »

Trabalenguas

Para poner pálidos los pulcros párpados de Pepita, pónganse pasteles pútridos en pérfidos papeles impolutos. Pónganse en impolutos papeles pérfidos pasteles pútridos para los párpados pulcros de Pepita palidecer permanente y propiamente.

Trabalenguas