- Mamá mamá, en el colegio me dicen cabezón.
– ¿Y por qué no les pegas?
– Es que se meten por los callejones.